19/12/2022

Persevera y crece.

19/12/2022

Persevera y crece.

Del Evangelio de Lucas (1, 5-25):

Zacarías era un sacerdote y su esposa se llamaba Isabel. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos eran de edad avanzada.

Una vez a Zacarías se le apareció el ángel del Señor. El ángel le dijo: «No temas, Zacarías, porque tu deseo ha sido escuchado: tu mujer Isabel tendrá un hijo, y le pondrás por nombre Juan. Te llenarás de alegría, pues será grande a los ojos del Señor: estará lleno del Espíritu Santo, y convertirá a muchos hijos de Dios. Irá delante del Señor, “para convertir los corazones y preparar al Señor un pueblo bien dispuesto».

Señor, hay momentos en los que no pongo mis problemas o necesidades en tus manos. Alguna vez lo he hecho y no he obtenido respuesta así que dejo de hacerlo.

Señor, ayúdame a confiar en ti y darme cuenta de que aunque muchas veces no “sienta” nada en mi oración, no haga nada especial sino simplemente estar o escuchar… hay algo que está transformando mi vida y que hace crecer mi vida junto a ti. Igual que la semilla crece y se convierte en un árbol por el agua que la riega, ayúdame a darme cuenta de que la oración del día a día puede ser ese “agua” que haga crecer mi vida junto a ti.

Así sea.

Voy a poner ese problema que me está rondando en las manos de Dios y le voy a pedir que me ayude a afrontarlo de la mejor manera.

Contempla