16/12/2022

Obras son amores.

16/12/2022

Obras son amores.

Del Evangelio de Juan (5, 33-36):

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: «Vosotros enviasteis mensajeros a Juan, y él ha dado testimonio en favor de la verdad. No es que yo dependa del testimonio de un hombre; si digo esto es para que vosotros os salvéis. Juan era la lámpara que ardía y brillaba, y vosotros quisisteis gozar un instante de su luz. Pero el testimonio que yo tengo es mayor que el de Juan: las obras que el Padre me ha concedido llevar a cabo, esas obras que yo hago dan testimonio de mí: que el Padre me ha enviado».

Palabra del Señor.

Es muy conocida la anécdota del periodista norteamericano que, para escribir un artículo para su revista, acompañó a Madre Teresa durante una jornada de trabajo. Mientras ella estaba limpiando las heridas hediondas de un enfermo, el periodista le dijo: “Yo no lo haría ni por un millón de dólares”, ante lo que ella respondió: “Yo tampoco”. Estoy convencido de que aquel periodista jamás olvidó el testimonio de esta pequeña monja albanesa.

También tú, Señor Jesús, tuviste que soportar todo tipo de sospechas que ponían en tela de juicio tus parábolas, tus enseñanzas y, en definitiva, tu misión. Lleno de tristeza por la cerrazón de su corazón les dijiste:  si no me creéis a mí, creed al menos a las obras que hago.

Todavía hoy sigues sufriendo cuando nos defendemos de ti con razonamientos, ideologías y silogismos. Y, con infinita paciencia, hoy nos dices: si no creéis en mí, creed al menos en la entrega generosa de María, misionera comboniana que, después de 60 años en Mozambique, fue asesinada en septiembre por manos de unos terroristas islámicos.

Si no creéis en mí, creed al menos en el valor de los cincuenta cristianos de Nigeria que este verano fueron martirizados cuando celebraban la eucaristía.

Si no creéis en mí, creed al menos en la generosidad de los más de 80.000 voluntarios de Cáritas que cada semana atienden a los más pobres en todas las parroquias de España.

Si no creéis en mí, creed en el testimonio sencillo de tantas personas para las que la fe es mucho más que una fría ideología: es el encuentro con un Dios que llena la vida y el corazón de los que se encuentran con él. Amén.

Agradecer lo que tanta gente hace por los demás en nombre de Dios.

Contempla