12 abril, 2022

Sé valiente

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

Lucas 23, 8-11

Herodes, al ver a Jesús, se puso muy contento porque oía hablar de él y esperaba verle hacer algún milagro. Le hacía muchas preguntas con abundante verborrea; pero Jesús no le contestó nada. Herodes lo trató con desprecio y, después de burlarse de él, poniéndole una vestidura blanca, se lo remitió a Pilato. 

3. Reza

Hoy, Martes Santo, queremos fijarnos en Herodes. Si somos capaces de ver los errores que cometió, podremos entender que muchos de ellos también los cometemos nosotros, sin darnos cuenta, y por eso perdemos muchas bendiciones en nuestras vidas.

Herodes siempre vio a Jesús como un rival desde su nacimiento… Aunque Juan Bautista le avisó de su vida errada, él siguió más pendiente de su imagen y del qué dirán permaneciendo estático en sus malas decisiones… Estuvo cara a cara con Jesús, pero no supo reconocerle como Salvador…

Y yo, ¿aprovecho las oportunidades que me regala la vida, a través de mi parroquia, de mi colegio o de mi grupo de fe? Quizás, como Herodes, quiero ver o recibir milagros, pero no estoy dispuesto a cambiar, de verdad, mi corazón y mi vida y orientarlos hacia Dios…

¡Ayúdame, Señor, a vivir alerta! A no dejarme llevar de la última moda. Dame la gracia de saber reconocerte cuando pases cerca de mí. A veces, Señor, estoy harto de rodar como una noria… ¡Ayúdame, Señor, a ser un joven valiente!

Amén.

4. Compromiso

Hoy quiero ver y reconocer a Jesús en todos los que sufren por cualquier motivo.