4 abril, 2022

Los amigos de Jesús

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

Juan 12, 1-3

Unos días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania, donde vivía Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera.

3. Reza

“Unos días antes de la Pascua”, es decir, del momento más importante de tu vida entre nosotros, Señor, buscaste la cercanía de tus amigos, el calor de aquellos que te querían de verdad, que te acogían en su casa y te ofrecían lo mejor que tenían: su entrañable hospitalidad, una cena, un perfume de gran valor y una buena conversación. La casa de Lázaro, Marta y María, de tus amigos de Betania, era como tu casa. 

¡Qué importantes son los amigos! ¡Cuánto bien nos hacen! Señor, hoy quiero darte gracias por los amigos que me rodean, porque son un regalo tuyo. Gracias por ponerlos en mi camino. Saben encontrar lo mejor de mí mismo, me aceptan como soy y se alegran con lo bueno que tengo. Me ayudan a caminar con nuevas fuerzas cuando me siento un poco de bajón y me estimulan a buscar nuevas metas. Comparten mis silencios, escuchan mis palabras. Están conmigo en los días buenos y también en los malos. A veces me corrigen y con ello me ayudan a mejorar. Por todo esto y mucho más, te doy gracias, Señor, por mis amigos. ¡Me recuerdan tanto tu Presencia! 

Enséñame a ser buen amigo de mis amigos, a cuidarlos y a caminar junto a ellos por tus caminos. 

Amén.

4. Compromiso

Hoy voy a cuidar mi relación con mis amigos