25 marzo, 2022

¡Cuenta conmigo!

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

Isaías 7, 10-14; 8, 10b

«Mirad: la virgen está encinta y da a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel, porque con nosotros está Dios».

3. Reza

En mitad de la Cuaresma celebramos hoy la Solemnidad de la Encarnación. Esto de Solemnidad suena a cosa importante, ¿no? Pero realmente, ¿qué celebramos? Si no sabes qué es la Encarnación, fíjate en el calendario. Hoy es 25 de marzo. Justo dentro de nueve meses será 25 de diciembre y estaremos celebrando la Navidad, el nacimiento de Jesús. ¿Caes ahora en la cuenta? Hoy celebramos el gran día en el que, gracias a la disponibilidad de la Virgen María, Jesús fue concebido en su seno.

Y gracias al “Sí” de María, nos llegó la noticia que cambió el rumbo de la historia: ¡Dios se hace hombre! ¡Dios mismo se nos regala! Sí, nuestro Dios no es un ser frío y lejano; al contrario, es un Dios tan cercano a nosotros que quiere compartir nuestra misma vida, es “el Dios con nosotros”,  esto es lo que significa Emmanuel. 

Oh Padre, Tú has querido regalarte a nosotros revelándote en tu Hijo, ayúdanos a no perder el asombro por todos los signos de amor que nos das. Gracias porque no solo no te has avergonzado de nosotros sino que has querido compartir nuestra humanidad. Que, como María, digamos: ¡Hágase! Sin condiciones. Que no flaqueemos en nuestro deseo de conocer, amar y desear más a Jesús, el Emmanuel. Que hoy nuestros ojos se dejen iluminar por tu luz en todas nuestras acciones, para que esta experiencia nos guíe a creer más profundamente en ti.

Gloria a ti, Señor. Hágase, hágase. 

Amén.

4. Compromiso

Hoy, cada vez que me acuerde, repetiré: quiero lo que tu quieras.