24 marzo, 2022

Pedir ayuda

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

Jeremías 7, 23-28

Así dice el Señor: “Mi pueblo no quiso escucharme ni me hizo caso. Al contrario, caminaron según sus ideas, según los impulsos  de su obstinado corazón. Me dieron la espalda y no la cara. No me escucharon ni me hicieron caso. Al contrario, se endurecieron y obraron peor que sus padres. Tú les dirás todas estas palabras y no te escucharán; los llamarás y no te responderán.”

3. Reza

Los seres humanos somos seres extraordinarios. Somos capaces de amar, de ayudar al que lo necesita, de colaborar con otros por un objetivo común, de cuidarnos… 

Y sí, en ocasiones somos tan efectivos y conseguimos tantos objetivos que nos creemos capaces de todo. Los jóvenes tenemos la sensación de que podemos “comernos el mundo”. Además, ciertamente todo nuestro alrededor gira en torno a esta idea: podemos conseguir todo lo que deseamos. 

Pero la realidad es diferente. Tarde o temprano, todos nos encontramos con situaciones que nos superan, que nos demuestran que solos no podemos.

Cuando ponemos nuestro foco en cosas pasajeras (éxito, físico, dinero, salud) antes o después acabamos dando la espalda a Dios. 

Espíritu Santo, en este día te pedimos que nos ayudes a volvernos hacia Dios. ¡Tantas veces le hemos dado la espalda! Ayúdanos a descubrir que Dios es nuestro mejor aliado. Ayúdanos a experimentar que lo único que Dios quiere es llevarnos a una felicidad plena y verdadera.

Ayúdanos, Espíritu Santo. 

Amén.

4. Compromiso

Hoy no le voy a dar la espalda a Dios ni a vivir como si Él no existiera.