23 marzo, 2022

¡Menudo Dios!

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

cfr. Deuteronomio 4, 1. 5-9

¡Qué suerte tenemos por tener un Dios tan cercano como el nuestro. Un Dios que siempre está cuando le necesitamos.

3. Reza

¡Qué suerte tenemos por tener un Dios tan cercano como Tú!

Dios siempre quiere estar con nosotros, quiere tenernos a su lado, y por eso, Jesús, te envió a ti al mundo. 

Gracias Dios por enviarnos a tu Hijo Jesús, por tu gran bondad.

Te damos gracias Jesús por venir este mundo y estar a nuestro lado, por tu humildad y tu forma de ser, un ejemplo para todos nosotros. 

Qué suerte tener un Dios así, un Dios al que podemos acudir en cada momento que queramos.

Gracias Jesús, por tu presencia en cada Eucaristía, y en nuestros momentos de oración…

Ayúdame a guardarte en el corazón, y a mirar con alegría el camino recorrido y con esperanza el que me queda por recorrer. 

Así sea.

4. Compromiso

Hoy daré gracias por ser afortunado y haber conocido a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.