21 marzo, 2022

Camino fácil

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

Cfr. 2º Reyes 5, 1-15a.

Hace mucho tiempo, Naamán enfermó de lepra. El profeta Eliseo mandó un emisario  para decir a Naamán: “Ve a bañarte siete veces en el Jordán y tu piel quedará limpia de la lepra”.

Naamán bajó y se bañó en el Jordán siete veces y su piel sanó.

Entonces Naamán exclamó: “Ahora conozco lo bueno que es Dios y cuánto me quiere”. 

3. Reza

Hola, Jesús.

A veces me surge algún problemilla que no puedo resolver yo solo (ponemos ejemplos).

Y como a ese hombre, Naamán, que enfermó de lepra, las personas que me quieren, me ayudan a resolverlo con mucho cariño.

Hoy, te pido, Jesús, que me ayudes a escuchar.

Abre mi corazón.

Abre mis manos para conocer cuánto me quieres. Amén.

 

Canto: Jesús, mi salvador.

4. Compromiso

Hoy voy a esforzarme en no ser desconfiado ni  tener prejuicios contra los demás.