18 marzo, 2022

Mirada sonriente

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

Génesis 37, 3-4. 12-13a. 17b-28

Jacob tuvo doce hijos. José, el más pequeño, era su favorito porque le había nacido en la vejez. Al ver sus hermanos que su padre lo prefería a los demás, empezaron a odiarlo, a negarle el saludo y a maquinar su muerte.

3. Reza

Señor Jesús, qué bien me viene hoy que me recuerdes que la envidia acartona el corazón, nos hace infelices, nos vuelve raquíticos en el amor y nos llena de odios y de motivos para estar siempre a la gresca con los demás. Hazme un discípulo sencillo, con un corazón limpio y transparente.

Señor Jesús, que no busque nunca ser enaltecido sino enaltecer a los demás, ser alabado sino alabar a los demás, ser reconocido sino reconocer a los demás, ser el centro de atención sino poner a los demás en el centro de mi vida. Hazme un discípulo humilde, un hermano menor, un motivo de alegría verdadera para todos.

Señor Jesús, que no busque nunca ser servido sino servir, saber más para mandar más sino saber más para servir mejor, ser lo que no soy y aparentar lo que no tengo sino ser lo que soy y buscar en todo tu voluntad. Hazme un discípulo entregado, comprometido, sacramento tuyo en medio del mundo.

Amén.

4. Compromiso

Hoy voy a evitar esa envidia “poco sana” que a veces siento y que no me ayuda a ser feliz.