2 marzo, 2022

Cambia el Corazón

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

Joel 2, 12

«Ahora convertíos a mí de todo corazón con ayuno, con llanto, con luto. Rasgad los corazones y no las vestiduras; convertíos al Señor, Dios vuestro, porque es compasivo y misericordioso, lento a la cólera, rico en piedad; y se arrepiente de las amenazas».

3. Reza

Señor Jesús, gracias. Gracias un año más por regalarme este tiempo de Gracia para seguir creciendo, para continuar fundamentando mi vida desde tu Evangelio y para realizar ese ejercicio de pararme, hacer silencio, sentirme habitado y entrar dentro de mí mismo para en ti reconocerme necesitado de más paz, de más perdón, de más misericordia y de más amor.

Señor Jesús, me gustaría convertirme a ti de todo corazón, ¡pero esa empresa es de tal calibre! Sé que solo no puedo y que necesito de tu Palabra para poder recorrer ese camino cada día. Quiero convertirme a ti de todo corazón con el ayuno de todo cuanto de ti me aleja, con el llanto por todos aquellos que apenas sobreviven y con el luto de aquellos que han perdido o están perdiendo a alguien a quien aman. 

Señor Jesús, haz que no tema rasgar el corazón, sentir en mí mismo que las heridas me hacen más fuerte y que tu cruz me hace ver la luz. Sé conmigo compasivo y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad. Que mi cuaresma me lleve a tu Pascua. 

Amén.

4. Compromiso

Me voy a tomar en serio estos cuarenta días para cambiar en mi vida lo que me aleja de Dios y de los hermanos