loader image

28 noviembre, 2021

Un descendiente legítimo

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

Jeremías  (Jr 33, 14-16)

Dice Dios Padre: cumpliré la promesa que hice al pueblo de Irsael y enviaré al Mesías, Jesús. Será una bendición para todos los pueblos.

3. Reza

El Papa Francisco ha querido dedicar este año a San José.

Cuando pensamos en el Adviento siempre recordamos a María, Juan Bautista o los grandes profetas del Antiguo Testamento. Sin embargo, la promesa que Dios hizo a su pueblo pudo cumplirse sólo gracias a la disponibilidad y confianza que tuvo San José.  

Hoy nos dirigimos a él y le pedimos que interceda por nosotros.

Querido San José, tú como buen israelita, rezabas por la venida del Mesías y la deseabas porque creías en el amor de un Dios que siempre cumple sus promesas. Tantos siglos esperando la llegada del Mesías y resulta que tú eras el elegido para cumplir la promesa de Dios…

Dios te pide que acojas a María y a Jesús, y sin pensar en nada más; aceptaste y cumpliste lo que Dios te había mandado convirtiéndote en padre de Jesús.

Al comienzo del Adviento te pedimos: enséñanos a decir sí a lo que Dios quiere de nosotros, también en aquello que nos cuesta o que, incluso, no hemos elegido, sabiendo que en ello encontraremos nuestra felicidad.

San José, intercede por nosotros, muéstrate padre también para nosotros y guíanos en el camino de la vida. Amén.

4. Vive

Voy a rezar la oración de cada mañana de este adviento con la misma atención y confianza de san José.

Emergencia en Ucrania

Puedes colaborar mediante BIZUM: 03018, o mediante transferencia bancaria a ES45 0049 4690 5026 9301 5633. Tu ayuda llegará a los Franciscanos Conventuales de Ucrania y Polonia.
Siempre Paz.