15 diciembre, 2021

Yo soy el Señor y no hay otro

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

Isaías (Is 45,6b-8.18.21b-25)

Así dice el Señor, creador del cielo:

«Yo soy el Señor y no hay otro: artífice de la luz, creador de las tinieblas, yo, el Señor, hago todo esto. Yo soy el Señor, y no hay otro. No hay otro Dios fuera de mí. Yo soy un Dios justo y salvador, y no hay ninguno más. Volveos hacia mí para salvaros, pues yo soy Dios, y no hay otro».

3. Reza

Señor Jesús, vivimos en un mundo lleno de dioses de mentira, plagado de dioses de usar y tirar, repleto de dioses baratos, de imitación, de quita y pon, de ahora sí y ahora no. Por eso tú nos dices: “Yo soy el Señor y no hay otro”. Haz que sintamos y gustemos internamente que tú eres el Señor de nuestra vida, el único, que no hay nadie que pueda hacernos más felices que tú.

Señor Jesús, ayúdanos a vivirte y a experimentarte en lo cotidiano de cada jornada. Haz que podamos descubrirte vivo y verdadero, razón y fundamento de nuestra vida, en cada circunstancia, en cada acontecimiento, en cada encuentro y en cada criatura porque tú eres quien ha creado el cielo y la tierra, la luz y las tinieblas, todo lo que nos rodea, nos habla de ti. 

Señor Jesús, ayúdanos a no encerrarnos en nuestras cosas, en nuestros planes y en nuestro mundo raquítico. Ayúdanos a volvernos hacia ti, tú que eres un Dios justo y salvador, cercano y posibilitador, creador de cuanto existe, Dios de Dios, todo bien, sumo bien, Dios verdadero.  Así te lo pedimos. Así sea.

4. Vive

Voy a contemplar la belleza de la creación y a reconocer en ella al único Dios.