10 diciembre, 2021

El mejor camino

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

Isaías (Is 48,17-19)

Así dice el Señor, tu redentor:

«Yo, el Señor, tu Dios,

te enseño para tu bien,

te guío por el camino que sigues.

Si hubieras atendido a mis mandatos,

tus hijos serían numerosos como la arena del desierto;

tu nombre no sería aniquilado

ni destruido ante mí».

3. Reza

Señor, hay momentos en los que siento que la vida no tiene sentido, que todo es un caos, que todo sucede por azar y por casualidad. Por eso me sorprenden las palabras de Isaías cuando dice que Tú, Señor, nos guías por el camino, por el mejor camino. Entonces, ¿cuál es el camino por el que tú nos conduces?   

¿No será más bien que prefiero mis caminos: el dinero, el poder, la fama, el prestigio, el placer fácil, la última moda o el reconocimiento en las redes? Llevan mucho tiempo sembrando en nuestro corazón que tus caminos son aburridos, cosa de otro tiempo, prohibiciones rancias que limitan nuestra libertad. En fin, nos dicen que tus caminos nos impiden ser felices. ¡Qué engaño! Hoy resuena con fuerza, Señor, tu voz a través de tu profeta: “Yo, tu Dios, te enseño para tu bien”. Es decir: para que viva, para que sea libre, para que sea feliz. 

Señor, ayúdame a entender que tu camino es el mejor. A no dejarme engañar. A no meterme en callejones sin salida, cuando tú quieres llevarme por caminos de vida y bendición, aunque no siempre sean los más fáciles y cómodos. 

Señor, ayúdame a distinguir a mis verdaderos amigos, esos que me quieren aunque no forme parte de dinámicas actuales: alcohol, drogas, placer fácil, juego online y cosas así.

Señor, guía mi vida y la de esas personas que veo que no valoran la suya. Amén.

4. Vive

Voy a decir “no”, sin miedo, a algo que sé que no me lleva por el buen camino, el camino que Dios quiere para mí.