5 diciembre, 2021

Paz en la justicia

Share on print

1. Contempla

click en la imagen

2. Escucha

Baruc (Ba 5,1-9)

Jerusalén, despójate de tu vestido de luto y aflicción porque Dios mostrará tu esplendor a cuantos viven bajo el cielo.

Dios te dará un nombre para siempre: «Paz en la justicia» y «Gloria en la piedad». Porque Dios guiará a Israel con alegría a la luz de su gloria, con su justicia y su misericordia.

3. Reza

Señor Jesús, ¡me sorprende la palabra que acabo de escuchar! ¿Cómo despojarnos del luto y la aflicción cuando me siento abrumado por tanto mal causado por el hombre?  ¿Cómo es posible alegrarse mínimamente al escuchar detenidamente las noticias de nuestro mundo? Pero tú insistes: despójate del luto y la aflicción. Sí, despójate del luto y la aflicción.

Señor Jesús, necesito que esta palabra de consuelo resuene en mi corazón. Sí, en mi corazón porque tengo demasiadas heridas que roban la felicidad, me hacen vivir en un luto permanente y en la queja amarga. ¡Ven, Señor, con tu alegría y aleja de mi vida el luto y la aflicción!

Señor Jesús, necesitamos que esta palabra de consuelo llegue a tantos hombres atrapados por el dolor y el sufrimiento. ¡Ven, Señor, con tu alegría y aleja de nosotros el luto y la aflicción!

Señor Jesús, tú has venido a traernos la paz, una paz que no sólo es ausencia de guerra sino la consecuencia de que tú reinas en nuestro corazón. Me pregunto si la paz que me falta no tendrá que ver con un corazón disperso y entretenido en mil cosas que no alimentan. ¡Ven, Señor, y unifica mi corazón!

Señor Jesús, no hay paz sin justicia. No es justo que a tanta gente le falte lo más fundamental. No es justo que gastemos más en mascotas que en ayudar a los más pobres. No es justo, Señor, no es justo. ¡Ven, Señor, y concédenos un corazón misericordioso!

Señor Jesús, ven a nuestro mundo, a nuestra tierra, a nuestro tiempo, para que el mal no triunfe, para que vivamos en la paz que nos regalas, para que haya justicia con misericordia. Te lo pedimos, Señor. Hágase, hágase, amén.

4. Vive

Voy a cuidar mis comentarios para que no creen discordia, sino todo lo contrario.