Resucitar - Jesús Cabello

Al final, cuando todo esto acabe,
Volverás revestido de grandeza.
Tu poder derramará el amor
Por cada rincón de la Tierra.
Tu presencia alegrará la Creación
Que esperaba tu promesa

De resucitar a tu imagen.
Ser tan libres como el aire.
Resucitar por tu sangre,
Renacidos para amarte.
Viviremos por fin de verdad
Congregados por un mismo Padre.
Reinaremos contigo en tu paz
Para adorarte

Viviremos por fin de verdad
Congregados por un mismo Padre.
Reinaremos contigo en tu paz
Para adorarte
En la eternidad.

Al final cuando todo esto acabe,
Resonará la Verdad en tus palabras.
Hasta el cielo temblará de emoción
Con la luz de tu mirada.
Las semillas que murieron al sol
Tendrán vida renovada.

De resucitar a tu imagen.
Ser tan libres como el aire.
Resucitar por tu sangre,
Renacidos para amarte.
Viviremos por fin de verdad
Congregados por un mismo Padre.
Reinaremos contigo en tu paz
Para adorarte

Viviremos por fin de verdad
Congregados por un mismo Padre.
Reinaremos contigo en tu paz
Para adorarte
En la eternidad
En la eternidad
En la eternidad
(Coro)
Ser tan libres como el aire
(Coro)
Renacidos para amarte
(Coro)
Congregados por un mismo Padre
(Coro)
Para adorate
De resucitar a tu imagen.
Ser tan libres como el aire.
Resucitar por tu sangre,
Renacidos para amarte.
Viviremos por fin de verdad
Congregados por un mismo Padre.
Reinaremos contigo en tu paz
Para adorarte
Viviremos por fin de verdad
Congregados por un mismo Padre.
Reinaremos contigo en tu paz
Para adorarte
En la eternidad
En la eternidad
En la eternidad

Reflexión

La alegría nos transforma. Todos tenemos en la memoria alguna noticia que nos provocó una alegría extrema difícil de expresar y que hizo que durante varios días nos levantáramos con más ganas y energías de las habituales.

La alegría que tienen los apóstoles y las mujeres que se encuentran con Jesús resucitado fue tan inmensa que todavía hoy, más de 2.000 años después de aquel acontecimiento, sigue contagiando y transformando a muchas personas. Resucitar significa hacer realidad su promesa. Tú, Señor, no nos fallas. Es el momento de llevar esta alegría a todos los rincones del planeta para que toda la creación goce con nosotros.