El papa Francisco afirma que «la resurrección es la culminación del Evangelio, es la Buena Noticia por excelencia: Jesús, el crucificado, ha resucitado. Este acontecimiento es la base de nuestra fe y de nuestra esperanza: si Cristo no hubiera resucitado, el cristianismo perdería su valor».

Nos comprometemos a ser cristianos llenos de vida, de fuerza creadora, movidos por un amor que da vida y trabaja en favor de la vida; a tener una actitud de ser mejor persona, de cuidar las palabras que tengo que decir y los silencios que tengo que guardar. Entonces seré para mis hermanos un camino que conduce a Ti.

Hoy me comprometo a estar contento y a hacer que mi familia también se sienta feliz (jugando con ellos, haciéndoles reír, no peleándome…).